El País se renueva y lo cuenta en un blog oficial

Gumersindo Lafuente, viejo conocido de onlain, comentó la semana pasada los cambios que se están viviendo en El País de España. El diario/sitio está en un proceso de reconversión que apunta a seguir buscándole la vuelta al trabajo coordinado entre papel y online.

De la nueva apuesta, con un fuerte foco en los tags y el archivo, me pareció interesante este concepto de Lafuente:

(…) por lo tanto, en la redacción se está diluyendo la frontera entre web/papel, pero en los contenidos publicados en la web (sólo nos queda por migrar la sección de Deportes y la portada), esa frontera se ha diluido ya. Por eso no tiene sentido el antiguo volcado de artículos del papel, nos llevaría a publicar duplicadas muchas historias todos los días (algo que ha estado pasando desde el inicio del proceso), incluso a volcar de madrugada noticias menos completas que las que han sido desarrolladas desde la web. Hay que tener en cuenta, lo podéis comprobar todos los días, que el volumen de noticias de agencia que publicamos ha descendido de manera radical y que la mayor parte de las informaciones van firmadas por redactores o colaboradores de EL PAÍS.

Luego, el 10 de febrero, El País presentó un nuevo blog: “El cambio por dentro”. Allí la empresa, los posts aparecen firmados por “El País”,  comenzó a contar su nuevo proceso.

Recomiendo mucho leer el primer post “Nueva plataforma, nuevo diseño y mucho más“, no sólo porque sirve para entender dónde van, sino también para ver cómo se cuenta un proceso tan complicado desde adentro. Ayer publicaron otro post titulado “El País, papel y web” que también es recomendable.


En definitiva, Sindo y su equipo nos permiten ver cómo se sigue intentando llevar adelante una redacción en estos tiempos de papel y digital. Yo ya sumé el blog oficial a mi RSS 😉

Entrevista de Martín Caparrós a Sergio Schoklender (o cómo los blogs siguen vivos)

No suelo publicar links a entrevistas en onlain, pero el ida y vuelta entre Martín Caparrós y Sergio Schoklender tiene un par de detalles interesantes. Es una exclusiva que muchos medios quisieran tener, pero se termina publicando en un blog de El País, sí, en un blog. Además, Caparrós aclara que tiene 25 carillas y que eso va contra lo que, muchos creen, es la naturaleza de Internet. Sin embargo, el post tuvo un rebote automático en medios y redes sociales.

Esto escribió Caparrós al respecto:

Esto es, sin duda, un despropósito. Es probable que no haya habido, en este sistema bloguero, muchas entradas/posts de este tamaño. Pero su largo –unas 25 carillas– es una de las razones por las cuales decidí publicar esta entrevista en este lugar. Solemos creer que internet exige textos cortos; no nos paramos a pensar que internet permite, entre tantas otras cosas, textos del tamaño que cada cual decida. Quizás éste sea un exceso, o quizás haya lectores todavía, gente a la que no le asusten unas cuantas páginas si les cuentan algo que les interese.

Parece que cuando el texto es bueno y atractivo, no importa la extensión ni el soporte. Por las dudas, Caparrós deja un link en su blog Pamplinas para bajarlo en PDF (vía Issuu).

El País suma contenido de Monocle a sus páginas

Me pareció interesante enterarme de que El Viajero, la guía de viajes de El País, suma contenido de Monocle, la excelente  revista inglesa de tendencias internacionales.
Así presentaron la alianza en El País:

(…) los lectores de EL PAÍS podrán conocer los secretos de las tiendas y empresas de alimentación más innovadoras del mundo, como el establecimiento de Save on Meats en Vancouver (Canadá) o el pub londinense The Garrison. También se incluye cómo funciona una cadena japonesa de hamburguesas, Mos, cuya calidad supone un reto para McDonald’s en el país asiático, y se muestran los supermercados austriacos, Mpreis, pensados por arquitectos con luz natural y diseño elegante. Tampoco falta el último invento de Corea del Sur: un carrito inteligente con tableta que según el usuario avanza por el supermercado va dando información, sugerencias y ofertas. De Copenhague a Vancouver, pasando por Helsinki, Londres, Sao Paulo o Beirut, una muestra de lo más creativo que se expone entre estantes y mostradores.

 

 

 

John Carlin, sobre la prensa amarilla/sensacionalista

Me parecieron muy interesantes los dos textos que John Carlin publicó en El País en referencia a la caída de News of the World, la que dudo que se haya producido por algo relacionado con la ética, y la posibilidad de poner a la prensa amarilla en el banquillo. Les dejo un párrafo de cada uno pero tómense unos minutos para leerlos completos:

Fresas con nata:

Tuve mi primer contacto con el mundo del periodismo inglés cuando tenía 19 años, mucho antes de que se me ocurriera que algún día acabaría ganándome la vida vendiendo palabras a los diarios. Me contactó un reportero de un tabloide londinense y me dijo que si le conseguía determinada información, a la que yo tenía acceso privilegiado, me pagaría 10 libras. Me dio un poco de yuyu la propuesta, pero el imperativo económico venció mis escrúpulos. Le dije que sí.

La venganza de los serios:

Durante los 12 años que trabajé en The Independent, uno de los diarios ingleses que no paga para conseguir información, hubo una lamentable etapa en la que compartíamos dueños con The Mirror, un tabloide que sí paga. Nuestro destino estaba en manos de Kelvin MacKenzie, exdirector de The Sun y en aquel momento ejecutivo del Grupo Mirror. En teoría, MacKenzie estaba ahí para ayudar a que The Independent vendiera más ejemplares y emergiera de sus eternos problemas económicos. La realidad era que nos desdeñaba y le importaba poco lo que nos pasara.

Tres tristes tweets que golpean a tres grandes marcas

En los últimos días hubo tres tweets que fueron enviados al ciberespacio sin pensarlo demasiado. El impacto directo es sobre marcas tan fuertes como El País (y la campaña de la que te hablaba el lunes pasado), David Bisbal (¿alguien duda que es una marca?) y Kenneth Cole. Con ustedes, los casos:

El País: tweet de  Nacho Vigalondo director de su último comercial. #FAIL

Fuertes quejas on line y offline mediante estos son los resultados: El País levantó la campaña, tuvo que escribir al respecto en su edición dominical y el blog de Vigalondo en el mismo diario fue cerrado.

Kenneth Cole: un community manager, supongo, twitteó con el hashtag #Cairo que había una revuelta en Egipto porque habían escuchado sobre su nueva colección. #FAIL

Fuertes quejas on line y offline mediante estos son los resultados: borraron el tweet, Kenneth Cole escribió en Facebook que se equivocó y pidió perdón (también en Twitter) y alguien pegó el vinilo de arriba con el tweet borrado en su tienda de San Francisco, apareció en Boing Boing y ahora el error es viral.

David Bisbal: tweet diciendo lo mal que se veían las pirámides sin turistas #FAIL

Fuertes quejas on line y offline mediante estos son los resultados: borró el tweet que capturado se hizo viral, #turismobisbal fue trending topic y todavía genera resultados. Además, supongo que pidió perdón pero no lo vi en ninguna fuente confiable.

Lo más interesante es que ninguno de los tweets es una queja directa sobre el damnificado: KC no habla mal de su ropa, Bisbal no dice que es malo cantando y Vigalondo no crítica a El País pero el daño, quizás, es aún mayor.

Nadie está exento de cometer un error como estos pero sirven para estar más atentos 🙂



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...