Cómo es la estrategia online de The Economist

Nick Blunden, arriba su foto de Linkedin, es el máximo responsable (global managing director & publisher) del sitio de la revista The Economist desde hace poco menos de un año. Le ofreció una entrevista a Digiday donde cuenta mucho sobre la estrategia de la publicación para la que trabaja que cuenta con 7,6 millones de usuarios globales y tres millones de descargas de su app para iPad. Destaco, y traduzco,  un párrafo, pero no dejen de leer la, breve, nota completa.

Desde nuestro punto de vista The Economist es relativamente único tanto en papel como en online. Tenemos la suerte de no estar en el negocio de breaking news que es un lugar en el que es muy, muy dificil estar. Allí estás compitiendo no sólo contra otras editoriales, pero también contra casi toda otra persona en Internet que tiene la posibilidad de ser una mini-editorial. (…) El negocio en el que estamos nosotros, análisis y contenido curado, es diferente. Se ha vuelto cada vez más importante en un contexto en el que hay infinidad de contenido disponible. En un punto es un giro del destino.

Internet, ¿mejora o empeora al periodismo?

The Economist tiene, en su sitio, un área de debate que está resuelta de una manera bastante interesante. Esta vez se metieron con la industria de los medios bajo la consigna “esta casa cree que Internet hace al periodismo mejor, no peor”.

Si tenés ganas de leer todos los comentarios vas a encontrar enfoques muy interesantes, sobre todo los que critican la plataforma no per se (esos no son muy comprensibles), sino por la falta de un modelo de negocio. En este post te muestro las dos frases con la que defienden la posición proInternet y la que cree que la Red ha complicado el trabajo periodístico (por ahora en inglés, si puedo después las traduzco).

Jay Rosen, periodista y profesor en NYU, dice:

The internet is improving journalism by driving towards zero the costs of getting it to people, and by vastly reducing the capital requirements for quality production. This has opened the market to more players, allowing more ideas to be tried.

Nicholas Carr, periodista y escritor en la Universidad de California, dice:

The internet, by altering the underlying economics of the news business, has thinned the ranks of professional journalists. Has the net created other modes of reporting to fill the gap? The answer, alas, is equally straightforward: no.

Vos, ¿qué opinás?

 

 

 

The Economist está preocupado

Así ilustra The Economist su primera portada de febrero:

Están preocupados por el supuesto nacionalismo económico de Estados Unidos.
BTW,en economist.com se permiten comentarios, de hecho esta nota tiene más de 290 comments. Eso sí hay que generar un usuario.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...