¿Qué es el periodismo?, un debate clave sobre nuestra actividad

Parece que todos tenemos una respuesta para una pregunta tan central para nuestra carrera, pero cuando profundizamos nos damos cuenta de que en realidad nadie lo tiene tan claro (la vaguedad de la definición de la RAE no ayuda). Creo que debatir -este artículo viene a proponer la discusión no a bajar línea- sobre esta definición no es menor ya que es la base de nuestro día a día: ya que si todo es periodismo, nada es periodismo.

Durante varias semanas estuve intentando llegar a contestar qué es el periodismo. El punto de mi búsqueda fue tratar de entender qué lo diferencia del contenido que no es periodismo.

NewsBrief

Avancé con esto en un contexto en que los medios digitales corren detrás de los clicks que, muchas veces, genera de manera más simple el contenido no periodístico que el que sí lo es y, por otro lado, el auge del branded content que para algunos, para mi es contenido no periodístico, es periodismo. Mis dudas surgieron cuando desarrollando el trabajo sobre #InternetSustentable me encontré con que la categoría “periodismo” no tenía una definición consistente.

Tres aclaraciones antes de seguir:

  •  El periodismo puede ser contenido, pero hay mucho contenido que no guarda ninguna relación con el periodismo.
  • Se puede hacer periodismo en cualquier plataforma (blogs; diarios; radios; redes sociales; revistas; sitios; a viva voz en una plaza 😀 o como se te ocurra).
  • No hay nada negativo, ni una visión peyorativa, sobre el contenido no periodístico, tampoco nos creamos el centro del mundo, simplemente no es periodismo. Es otra cosa.

Para este trabajo me sirvió mucho leer medios como Paid Content, sobre todo los textos de Mathew Ingram (cuya respuesta por Twitter incluyo abajo), y Nieman Lab que suelen escribir sobre estos temas tan complejos. En una entrada central para este artículo “Defining journalism is a lot easier said than done” donde toma en cuenta un fallo de la corte de Oregon sobre qué es periodismo. Estos son cinco puntos clave:

  • Adhesión a standards periodísticos como la edición, chequeo de datos y disclosures de conflictos de interés.
  •  Mantener notas de las conversaciones y entrevistas realizadas.
  •  Entendimiento mutuo o acuerdo de confidencialidad entre el periodista y sus fuentes.
  • Creación de un producto independiente en lugar del ensamblado de textos o posteos de otros.
  • Contactar al “otro lado” para obtener a ambos lados de la historia.

Creo que los puntos anteriores, no siempre se cumplen, pero no me imagino un periodista que pueda decir que lo que dice la corte de Oregon no tiene sentido.


Por otro lado llegué a estos tres puntos, no cubiertos en Oregon, que me parecen relevantes (escucho las críticas y, por supuesto, las sumo):

  • El periodismo se basa en datos chequeados.
  • Ser periodista no es un titulo nobiliario. Se ejerce o no. Si uno fue periodista y luego es CEO, almacenero o publicitario deja de ser periodista, aunque puede volver a serlo.
  • El periodista no escribe algo que sabe que es mentira.

Me quedo con muchas preguntas y seguramente volveré sobre el tema sumando info en este artículo o en otro, pero me interesa mucho tu opinión. Para vos, ¿qué es el periodismo? ¿Qué diferencia al contenido  periodístico del que no lo es?

Pd: por si es necesario aclararlo considero que yo no hago periodismo todo el tiempo, más allá de que trabajo hace más de diez años en redacciones. Justamente de esa paradoja, quizás menos obvia pre Internet, habla este artículo.

Foto | Chirre/MorgueFile

Cómo se llevó Forbes parte del tráfico de una nota de The New York Times

A diferencia de otros soportes, Internet te tira la verdad en la cara. Eso le paso estos días  a los editores de The New York Times que decidieron titular “Cómo aprenden las compañías basándose en tus hábitos” una nota de sobre consumo en su revista de papel. La nota mantuvo el título en su edición online.

Según destaca en su blog Nick O´neill, y comparte el periodista de NYT @Hamman, Kashmir Hill, periodista de Forbes, tomó el material e hizo un post con el título “Cómo se dio cuenta Target que una adolescente estaba embarazada antes que lo supiera su padre” que tuvo más rebote que el artículo de NYT. La nota original tuvo 14000 likes y shares en Facebook versus 15.000 de replicas en la nota de Forbes.

Esto dispara varias preguntas cuyas respuestas, creo, varian dependiendo del medio (por ejemplo, todos sabemos qué diría The Huffington Post):

– ¿Qué tiene que hacer NYT para que su nota en la que invirtió más tiempo y dinero tenga mejor performance que la que “curó” la competencia?

– ¿Le importa esto al staff de la revista papel? ¿Tiene que importarle?

– NYT había destacado el caso de Target en la bajada, ¿por qué no lo puso en el título? ¿cuestión de estilo?

– ¿Cuánto tráfico (nadie habla del tráfico a estas notas porque es data privada) habrá recibido la nota original de NYT desde el post de Forbes?

Recomiendo la discusión al pie del post original.

Internet, ¿mejora o empeora al periodismo?

The Economist tiene, en su sitio, un área de debate que está resuelta de una manera bastante interesante. Esta vez se metieron con la industria de los medios bajo la consigna “esta casa cree que Internet hace al periodismo mejor, no peor”.

Si tenés ganas de leer todos los comentarios vas a encontrar enfoques muy interesantes, sobre todo los que critican la plataforma no per se (esos no son muy comprensibles), sino por la falta de un modelo de negocio. En este post te muestro las dos frases con la que defienden la posición proInternet y la que cree que la Red ha complicado el trabajo periodístico (por ahora en inglés, si puedo después las traduzco).

Jay Rosen, periodista y profesor en NYU, dice:

The internet is improving journalism by driving towards zero the costs of getting it to people, and by vastly reducing the capital requirements for quality production. This has opened the market to more players, allowing more ideas to be tried.

Nicholas Carr, periodista y escritor en la Universidad de California, dice:

The internet, by altering the underlying economics of the news business, has thinned the ranks of professional journalists. Has the net created other modes of reporting to fill the gap? The answer, alas, is equally straightforward: no.

Vos, ¿qué opinás?

 

 

 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...