Mashable sigue cambiando y ahora hace videos animados sobre drones

Desde hace un tiempo vengo siguiendo los cambios en Mashable que pasó en muy poco tiempo de ser un site de tecnología, cuyo avatar en Twitter era la cara de su fundador (?), a un site que sigue teniendo mucha presencia de tecnología, pero desde hace un año es dirigido por un ex The New York Times, Jim Roberts, al que le dejan hacer bastante por lo visto ya que sumó mucha actualidad a la cobertura siempre enfocada en que sea “compartible”.

Cashmore Mashable

La última novedad, suerte de excusa para este post, es que se metieron a hacer videos animados y empezaron con un tema que me interesa mucho desde hace tiempo: los drones. La calidad de información a lo largo de este minidocumental es muy buena. La visual también me gustó aunque no soy experto en el tema.

Sabemos que el caso de estudio en giro en contenidos suele ser BuzzFeed, pero recomiendo mucho seguir también lo que está haciendo Mashable.

Pd: Gracias por seguir entrando al blog en estos meses en los que por mucho trabajo no estoy pudiendo postear como me gusta, ojalá pueda ordenarme para volver a postear más seguido

El informe de innovación de The New York Times completo, a color y para imprimir

NYT Innovation

BuzzFeed lo hizo. Publicó en PDF una suerte de fotocopia del documento interno de innovación que creó The New York Times. Luego vino Mashable y subió la apuesta con el mismo contenido, pero completo, a color y en mejor calidad.

Mashable por algún motivo subió una copia, pero no dejaba que lo imprimas. Así que aquí en un servicio para la comunidad le quite esa prohibición (lo podés imprimir) y lo subí a PDFy, una plataforma más amigable que Scribd, para que te lo puedas bajar fácilmente.

Si aún no sabés por qué este documento es de lo más interesante que vas a leer en el corto plazo podés leer esta síntesis de Nieman. Por mi parte, no recuerdo haberme cruzado con un reporte tan relevante en los últimos años.

Enjoy.


Diez datos clave sobre el rediseño digital de The New York Times

The New York Times rediseñó su sitio la semana pasada y me tomé unos días para leer y leer artículos y cualquier cosa que me de más info sobre cómo fue el proceso interno que llevó a su primer cambio importante (habían tenido otro menor en 2012) en seis años.

Hice esta captura en cuanto vi el nuevo diseño

Hice esta captura en cuanto vi el nuevo diseño

Entre lo que leí esto fue lo que me pareció más relevante entre lo menos conocido (está lleno de notas sobre el rediseño que pueden servirles, algunas están al pie, pero mi post quiere ir a algunos detalles):

  • El proyecto de rediseño empezó hace dos años. Lo que querían y cómo lo hacían fue cambiando a lo largo del proceso.
  • Participaron 40 personas full time entre diseñadores, desarrolladores, periodistas y comerciales (por ejemplo: cinco personas de diseño  estuvieron enfocados 100% en esto los dos años sin ser reemplazadas). En total 80 personas estuvieron involucradas en algún momento del proceso.
  • Los tres ejes principales del rediseño son: ser más rápidos, tener una presentación más flexible y adaptable y tener consistencia en todas las plataformas.
  • Lo que se ha visto del rediseño hasta ahora es la punta del iceberg ya que sobre todo afecta a la home (que seguirá teniendo modificaciones) y a la “nota”, pero va a ir mucho más allá con el tiempo. A futuro, por ejemplo, podemos esperar cambios en las secciones.
  • Este rediseño es central en la historia del sitio ya que no es sólo cosmético, sino también de infraestructura y plataformas tecnológicas. Esto puede sonar aburrido, pero es clave para entender porque tardaron tanto tiempo en hacerlo.
  • El código del sitio, back y front end, fue desechado en su gran mayoría aunque una parte fue acomodada para la nueva infraestructura. Todavía quedan áreas, como blogs, en la plataforma vieja, pero serán migradas pronto.
  • Una página de “nota” del site The New York Times tiene hoy, ya que el número tiende a aumentar, 126 versiones posibles (diseño propio del artículo, tamaño de letra, modo en que lo ve el lector y un largo etcétera).
  • La publicidad, eje central del rediseño junto al “engagement” de futuros suscriptores, en The New York Times le da la bienvenida al contenido esponsoreado del que escribí bastante el año pasado.
  • El mayor desafío del rediseño, según Renda Morton (jefa de Diseño de Producto) fue lograr cambiar la manera en que se hacían las cosas en el área, el resto de las batallas técnicas fueron menores frente al cambio cultural.
  • Este profundo rediseño apunta a que The New York Times “deje de hacer rediseños”. Es decir que pueda ir mejorando su sitio de a poco a medida que surgen nuevas tendencias sin tener que hacer grandes anuncios (como éste).

Así se veía el site antes del rediseño

Así se veía el site antes del rediseño

Más allá de este punteo recomiendo mucho leer la entrevista hecha por Open News al staff de diseño, el post oficial sobre la tecnología detrás de la renovación y la opinión de Brian Stelter (ex NYT, actual CNN) sobre el cambio.

Yapa: gracias NYT por quitar el paginado, ahora no hay que hacer click a otra url para leer las notas largas 😀

Tu tweet puede terminar editado en una publicidad incluso cuando no lo quieras

Tony Scott, crítico de cine de The New York Times, se encontró este sábado con que un tweet suyo del 31 de diciembre se había transformado en un aviso de página completa en el diario en el que trabaja marcando un hito en el mundo de la publicidad y las redes sociales.

TweetNYT

Más allá de la sorpresa la empresa publicó en su sitio que Scott le dijo, explicitamente, “no” a la agencia de publicidad que le consultó si podía usar el tweet. Acá está el textual del e-mail del periodista a la agencia:

Well this is a new one. I’d prefer though that my tweets not be used in advertisements. That seems like a slippery slope and contrary to the ad hoc and informal nature of the medium.

And changing the tweet is basically manufacturing a quote, something I avoid.

So I’m afraid the answer is no.

La agencia no sólo lo publicó, sino que también lo edito. Este es el tweet original y en la foto de arriba se lo puede ver editado (supuestamente para evitar nombrar a la competencia):

En realidad esto sorprende porque es la primera vez que sucede pero algo no muy diferente ocurre con las citas (“Espectacular”, “Apasionante”, etc) que se leen, junto a la firma de un crítico de un medio relevante, sacadas de contexto en carteles de películas y obras de teatro.

Mientras tanto repito lo que dije el sábado:

Pd: si esto se quiere evitar, no sé si es necesario aunque recomiendo leer la reflexión de NYT, “comercial” debería avisarle a editorial que les llegó una pieza tan extraña… o lo estoy simplificando mucho? 😀

Foto: The New York Times

Extra: recomiendo la columna de Felix Salmon sobre el copyright de los periodistas.

Mediaholic #4

Links sobre medios que quiero destacar entre el ruido.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...